Ruta del Quijote 2017

Crónica de viaje escrita por las alumnas de 1º Bachillerato Marina Fontanet, Leticia Gaseni, Mireia García y Sara Herrero.

4 de abril

Empezamos nuestra aventura en Benicarló a las 6.30 a.m. rumbo Almagro. A las 12.30 llegamos a nuestro destino, un pueblo pintoresco donde visitamos el casco antiguo. Después de la comida nos desplazamos a las Tablas de Daimiel, un paraje natural maravilloso. Nos alojamos en un hotel de Almagro y por la noche, realizamos una ruta nocturna por la ciudad.

5 de abril

Por la mañana, acompañados de un guía, visitamos el teatro clásico, el famoso corral de comedias y otros monumentos emblemáticos como la iglesia y la plaza Mayor.

A mediodía nos trasladamos a El Toboso, donde visitamos la casa de Dulcinea y recorrimos el pueblo mientas el guía nos leía pasajes del Quijote y nos contaba anécdotas. Después de comer continuamos viaje hasta Campo de Criptana. Allí pudimos visitar los molinos de viento y en uno de ellos, nos explicaron su funcionamiento y sus interiores.

En Puerto Lápice el guía nos explicó algunos pasajes del famoso libro mientras contemplábamos su bonita plaza.

Nos alojamos en el centro de Toledo y después de la cena tuvimos tiempo libre.

6 de abril

Por la mañana, acompañados del guía, visitamos la catedral, la sinagoga del Tránsito, la sinagoga de santa María la Blanca y la iglesia de San Román (antigua mezquita), así como las encantadoras calles de la ciudad de las tres culturas.

Después de comer en un agradable restaurante nos desplazamos hasta Madrid. Paseamos un poco por la Gran Vía, fuimos a cenar a un restaurante alemán y, posteriormente, pudimos disfrutar del musical “ Mamma mía!”. ¡ Nos encantó!

7 de abril

Después de descansar, hicimos una ruta literaria por Madrid donde la guía nos mostró los lugares que habían frecuentado los autores más importantes del Siglo de Oro, con anécdotas y explicaciones de la literatura de esa época. Terminamos la visita en la Plaza del Sol.

Comimos en Aranjuez y tuvimos tiempo libre para visitar el Palacio Real y sus jardines. A las seis de la tarde ya estábamos rumbo a Benicarló, donde llegamos a las 12 p.m. tras haber disfrutado de una rica cena por el camino.

Fue una experiencia llena de momentos para recordar en la posteridad. Esperamos que esta ruta la puedan disfruta todos los alumnos de este colegio en próximos años, tanto como nosotros .